Productos Anti-Edad: ¿sólo para mayores?

Las cremas anti-edad tienen la reputación equivocada de ser productos para gente mayor,
principalmente porque ofrecen efectos como: prevención y reducción de las líneas de
expresión.

 

Por: Maria g. Piña

Las cremas anti-edad tienen la reputación equivocada de ser productos para gente mayor, principalmente porque ofrecen efectos como: prevención y reducción de las líneas de expresión, arrugas, manchas por la edad, etc. Pero en realidad creer que estos productos deben ser usados a partir de cierta edad, le quita todo el sentido a su nombre y a los efectos que ofrece.

 

Los efectos del paso de los años van a llegar, eso no es algo que podamos ocultar, sin embargo, se puede disminuir considerablemente la visibilidad de estos si se atacan con tiempo. Ya cuando las arrugas están super evidentes y marcadas, difícilmente una crema o sérum podrán generar un cambio muy drástico.

 

Los productos anti-edad, por lo general, contienen ingredientes que ayudan a mantener el rosto hidratado y protegido de aquellos factores externos que dejan más estragos sobre la piel. El sol y el frio, son algunos de los principales causantes de manchas y parches de resequedad en el rostro, es por esto por lo que estos productos contienen ingredientes como Ácido Hialurónico (presente en nuestros productos Berayouth), Vitamina C y SPF que ayudan, respectivamente, a retener la humedad de la piel, reducir manchas y a protegerla de la exposición del sol. Estos ingredientes, permiten mantener la barrera natural del rostro y, por ende, causan un efecto de frescura y juventud por mucho más tiempo.

 

No obstante, el uso de este tipo de productos se recomienda utilizar a partir de los 20-25 años, cuando el rostro y en general el cuerpo se encuentran en un proceso de madurez mucho más estable a nivel hormonal comparado con la etapa de adolescencia y desarrollo. Adicionalmente, varios estudios consideran que a estas edades se empiezan a presentar los primeros signos (aunque con muy poca visibilidad) de envejecimiento, por lo cual es el perfecto momento para comenzar esta clase de rutinas de cuidados.

 

Por otro lado, cabe resaltar que estos productos no son una solución mágica para tratar de reparar años de negligencia en nuestra piel, y es sumamente importante acompañar el uso constante de estos productos con rutinas saludables en nuestra vida diaria, a continuación, les dejamos algunos tips que pueden cambiar drásticamente la apariencia de nuestro rostro a largo plazo:

  • Desmaquillarse: Es de gran importancia para eliminar la acumulación de sucio y bacterias en el rosto durante el día. Dejarse el maquillaje de días anteriores en el rostro sin retirarlo correctamente puede envejecer el rostro mucho más rápido que simplemente el paso de los años.
  • Cuando salgan a fiestas, asegúrense de lavar e hidratar profundamente su rostro al llegar a casa, incluso si no están usando maquillaje. Esto se debe a que el humo del cigarro y el alcohol son sumamente fuertes sobre la piel, ya que deshidratan, causan resequedad y con el tiempo, van dejando un efecto notorio sobre nuestro rostro.
  • Siempre usen bloqueador, así esté nublado e incluso lloviendo. Los efectos de los rayos del sol sobre la piel pueden ser letales para nuestra piel si no tomamos las medidas adecuadas. Hazlo parte de tu rutina diaria y no un condicional basado en el clima.   

 

Por último, el rostro que tengamos en nuestra vejez será la representación del cuidado que tengamos con el en nuestra juventud, es por esto que nunca olvides tomarte el tiempo de cuidar tu piel y a ti misma.

Berayouth

Forma parte de nuestra comunidad.

0