fbpx

¿Como saber que tipo de piel tienes?

Conocer nuestro tipo de piel es el primer paso para obtener la piel que deseamos. Existen 5 tipos de piel: Normal, grasa, mixta, seca y sensible.

Por: Maria gracia piña

Conocer nuestro tipo de piel es el primer paso para obtener la piel que deseamos, debido a que esto nos permite conocer la clase de productos y activos que podemos aplicar en nuestra piel y de esta forma potencializar el efecto que puedan tener nuestros productos. Existen 5 tipos de piel diferentes: Normal, Grasa, Mixta, Seca y Sensible.

 

PIEL NORMAL:

 

La piel normal se llama así porque no tiene ningún aspecto demasiado marcado que lo caracterice. Son pieles con muy pocos granos, no suele ser grasa ni seca, no tiene manchas ni rojeces. Este tipo de piel se adapta a casi todos los productos en el mercado ya que no suele reaccionar mal a ningún activo específico.

 

PIEL GRASA:

 

La piel grasa es aquella que tiene un aspecto “aceitoso”, esto se debe a que a lo largo del día se produce mucho más sebo que cualquier otro tipo de piel. Aunque suele ser más sensible, este tipo de piel tiende a presentar signos de envejecimiento mucho después que otras pieles y actualmente existen una gran cantidad de productos que ayudan a controlar el aspecto grasoso en la piel.   

 

PIEL MIXTA:

 

La piel mixta es una combinación de piel normal y grasa y se caracteriza por concentrar la grasa en la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla). Incluso puede ocurrir que se presenten parches de resequedad en ciertas áreas y en la zona T grasa. Para este tipo de piel, los productos recomendados son aquellos que son de rápida absorción, pero al mismo tiempo hidratan la piel, para de esta forma no causar exceso de grasa, pero tampoco resecar el resto del rostro.

 

PIEL SECA: 

 

La piel seca se identifica si presenta un aspecto tirante y áspera e incluso un poco opaca. Los productos ideales para este tipo de piel son los aceites, bálsamos y cremas de hidratación profunda que aportan esa hidratación adicional que el rostro no produce naturalmente.

 

 PIEL SENSIBLE:

 

La piel sensible se caracteriza por presentar rojeces, texturas e irritaciones comúnmente. Este tipo de piel no reacciona bien a productos perfumados, con altas concentraciones de alcohol y/o componentes reactivos muy abrasivos. Lo recomendable sería usar productos libres de perfumes, con fórmulas suaves e hidratantes.

 

 

Aunque el aspecto y textura de la piel puede cambiar por temas como la alimentación e hidratación, clima, edad, condición de salud, etc., los tipos de piel son genéticos y no cambian con el tiempo, es por esto que es muy importante conocer nuestra piel y aquello que nos funciona.

Berayouth

Forma parte de nuestra comunidad.

0